Home / Bienestar / TEN CUIDADO TE PUEDE PASAR A TI!

TEN CUIDADO TE PUEDE PASAR A TI!

¡Morderse las uñas le condujo a la muerte!

John Gardener, un inglés de Wigan, de 40 años, sufría desde hace mucho tiempo un problema de ansiedad generalizado y de depresión que le hizo empezar a morderse las uñas. ¡Jamás hubiese imaginado que aquella manía, aparentemente inofensiva, tendría consecuencias tan dramáticas!

Tan solo tenía 10 años cuando le diagnosticaron una diabetes. ¡Durante toda su vida tendría que ponerse dos inyecciones de insulina cada día! La diabetes le causó otras complicaciones de salud y terminó por desarrollar también una enfermedad cardiaca. En 2011, su pierna estaba tan ulcerada a causa de la diabetes que tuvieron que amputársela. A partir de aquel momento, ¡sus problemas psicológicos se agravaron aún más!

A medida que pasaba el tiempo, más aumentaba su manía de morderse las uñas, hasta tal punto que llegó a ser excesivo. Su médico, el Dr, Daniel Vernon, se percató de su mal estado y de que su paciente había perdido la sensibilidad en la parte superior de los dedos.

Poco importa ya hasta qué punto llegó a morderse las uñas. Como no sentía dolor, a menudo acababa en el hospital con hemorragias severas. Sus dedos terminaron por infectarse, provocando una septicemia que se expandió por todo su cuerpo. A pesar de los medicamentos que tomó para luchar contra la infección, los tratamientos resultaron ineficaces y tuvieron que amputarle los dedos. La operación fue un éxito, su estado mejoró y la infección desapareció.

Pero por desgracia, solo se trató de algo temporal porque finalmente John falleció a causa de una crisis cardiaca poco después de cumplir los 40. El infarto fue provocado por la infección contraída por morderse las uñas.

Su deceso conmocionó a su entorno, especialmente a su madre. “Su muerta ha dejado devastada a nuestra familia. Podríamos haberlo ayudado más. No desearía que ninguna otra madre tuviese que pasar por esto con su hijo. Es espantoso”.

Los problemas psicológicos no son para tomarlos a la ligera. ¡Es necesario consultar a un profesional lo más pronto posible! Cualquier cambio de personalidad, ansiedad, depresión o problemas alimentarios que afecten a una persona o a su entorno, debería ser tratada seriamente.

¿Cómo crees que se hubiera podido evitar tan dramático desenlace? ¡Déjanos tu comentario!

Loading...
Close